Open/Close Menu Centro de Natación, Salud y Bienestar.

CÓMO INCREMENTAR TU RESISTENCIA EN EL AGUA

Descubrí cómo conseguir nadar más lejos y más rápido.

Invertí en clases de natación

El camino más sencillo para nadar más rápido y más lejos es mejorar tu técnica. Valorá la posibilidad de anotarte a clases profesionales de natación.

Trabajá tu condición física

Mejorar tu estado de forma en general te ayudará a conseguir una mayor resistencia nadando. Establecé metas claras y alcanzables en tu entrenamiento. Si lo haces así vas a medir tu progreso día a día y vas a mantener tu motivación.

En primer lugar, establecé la distancia que sos capaz de nadar y luego comenzá con un breve calentamiento, realizá una serie de repeticiones y después relajate y descansá. Volvé al ejercicio e intentá superar bien la distancia para el conjunto de repeticiones, o la distancia para cada repetición, o la velocidad de cada repetición. Al mismo tiempo reducí progresivamente el tiempo de descanso entre cada serie.

Fortalecer las piernas y los brazos

Para fortalecer los brazos y las piernas incluí en tu serie de repeticiones una sólo para los brazos o sólo para las piernas.

Añadir series de sprint

Tratá de variar el ritmo en tus series de repeticiones, o aún mejor, añadí un sprint extra después de la series.

Perfeccioná tu técnica

Si refinás tu técnica, vas a mejorar tu eficiencia en el agua (algo que, a su vez, te va a ayudar a conservar la energía), por eso debes valorar la posibilidad de recibir clases de natación. Un entrenador experto te va a ayudar a perfeccionar tu posición, respiración y técnicas de patada y brazada.

Encontrá tu ritmo de respiración

En lugar de contener la respiración durante mucho tiempo, buscá tu patrón de respiración adecuado (en lados alternos, si la natación es de estilo libre). Esto te va a ayudar a encontrar un ritmo suave que te permitirá seguir nadando durante más tiempo.

Mantenete centrado y motivado

Planteate metas objetivas y alcanzables que puedas medir y ver cómo mejoras. Establecé cuántos largos podés hacer y empieza con un breve calentamiento, unas series de repeticiones y descansa y relajate.

Cambiá tus metas

Mejorá progresivamente. Aumentá o bien la distancia del conjunto de repeticiones o la distancia de cada repetición. Al mismo tiempo, reducí paulatinamente el intervalo de descanso entre las series.

Utiliza un pullbuoy (flotador) cuando estés cansado

Un pullbuoy te permite flotar, lo que puede ayudar a mantener una mejor posición nadando, incluso cuando estás cansado. De esta forma podés nadar más y durante más tiempo.

Logo_footer   
Todos los derechos reservados ©Apnea 2019 | Diseñado por Fluir